Quisiera ser una niña que olvidó crecer♫

Posted on febrero 18, 2011

11


Hola, tanto tiempo, cómo van? Bien? qué weno.
Estoy pasando un momento en el que necesito reordenarme, arreglar tanta cagá que me he mandado, tratar de ser una mejor persona y cosas cosas varias al respecto.
Me han hecho saber  que el primer paso ya está dado; que es el de asumir los errores propios y en base a eso proyectar las falencias o trancas de una mejor forma para así parar de dejar la cagá que estaba dejando a mi paso (o que tal vez sigo dejando).  Se comienza por irse en la volá de “reflexionar” (puta que odio esa palabra) y empezar por dilucidar cuáles son las razones de mi estado (que no es la gran tragedia, tampoco vengo a llorarles) y puta, es como el ano darse cuenta de toda esa basura.  A uno se le haría mas fácil seguir dándole como siempre nomás, pero no pues, porque detrás de esta cara de shica mala se esconde alguien quien aún posee algo de moral, entonces saltan las ganas de querer ser una mejor persona, subir un nivel en la pirámide de la felicidad y todas esas payasás pasás a filosofía de segundo medio, que en el fondo igual son ciertas. Bueno, hasta ahí ya vas como en el primer escalón y medio; porque se sabe que cuando uno asume y se saca la caca diun sócate, es cuando mas susceptibles nos encontramos a recibir nueva información, habituaciones , enseñanzas y consejos. (El paraíso del sicólogo)
Es normal entonces que el cuerpo se que nos ponga mas sensible y emocional (me es mas cómodo incluírlos en mi discurso para así no sentirme tan sola, brrhhj) Y es aquí cuando ¡¡¡Bang-bang!!!; te enteras de cositas que caen por su cuenta y te das cuenta de que no eres la peor plasta del mundo y todo lo que parecía que tú habías dañado no era tan algodón de azúcar, rosado pony, indefenso o víctima.
Esas mismas personas que tanto se autoproclamaban como seres con juicio neutro, buen criterio, ubicadas y llenas de moral, pasaron a ser, de un momento a otro, el mismo diablo; capaces de herir con desdén y sin misericordia a quienes trataban de interponerse en su camino. Aquí es donde la cosa se pone media confusa porque al final no era sólo uno el del problema; el entorno también se incluye en el embrollo, entonces puta, se va a la chucha tu teoría de que hay que hacer algo; tomar alguna pastilla culiá, ir al loquero o nosé.
No se vale, es injusta la lesera, como cuando nos baja lo facho: “Los delincuentes andan como pepe por su casa, fregando la cachimba en la calle y robando mientras quiuna tiene que estar bajo siete llaves encerrá en la casa, nique fuera claustro”. <— A eso me refiero, que los weones hagan algo también po. Que se den cuenta de que también las están cagando, y como cual delincuente, no se va a rehabilitar ná solito po oiga, pa eso hay que tener un Ki superior a 186 y pa eso hay que ser sayayín. Usted es normal y no se las dé de choro con que se la puede solo; Bullshit, U’re not special, dear! xoxo.
La única cuestión que saco como conclusión es que el individualismo sucks, entonces hagamos terapia grupal, de esas en donde hay que desnudarse y consumir mucha “hierba medicinal”; de esa que te cura el alma, algo me han contado de eso y la dura que creo que funca, así que dejo esa opción como la cura más aceptable de acuerdo a mi persona.
Y volviendo al tema, como para terminar con esta weá que la dura necesitaba analizar, rescato que al menos me siento mal y quiero cambiar. Es como si cada día fuera un minicalvario (repito, no les vengo a llorar). Con eso se pagan todas las cagás o no?, y me siento conforme porque al menos tengo conciencia de las cosas que he hecho.
Ya listo, me autoconvencí de que soy una persona buena, Chao.

PD:  No se sienta aludido, Usted no es tan importante.

Anuncios
Posted in: Uncategorized